Antes del comienzo del año escolar, el Colegio Nuestra Señora de Loreto ha llevado a cabo una serie de trabajos de modernización y mejoras en sus instalaciones, con el objetivo de optimizar el ambiente educativo y garantizar la seguridad eléctrica de sus espacios.

Una de las principales acciones realizadas fue la modernización del tablero eléctrico, el cual fue regularizado conforme a la normativa actual, permitiendo identificar los distintos niveles de energía ante eventuales problemas que pudieran surgir. Para una mayor eficiencia y control, se instaló un sistema visualizado en la portería, donde el personal encargado puede identificar rápidamente el área correspondiente en caso de alguna incidencia, facilitando así la respuesta y optimizando el control.

En paralelo, se están llevando a cabo trabajos en los camarines de niños y niñas, en el sector del gimnasio, éstas mejoras incluyen: el cambio de griferías, revestimiento cerámico de muros, actualización de iluminación, pintura, cambio de urinarios y revestimiento general, entre otros aspectos, con el objetivo de promover un ambiente más cómodo y seguro para nuestros estudiantes.

Además, se han pintado las salas de clases y próximamente se realizará el cambio de cielo en ellas, sustituyendo las planchas deterioradas. En las áreas comunes, se ha llevado a cabo la pintura de pasillos, baños y el cambio de luminarias, contribuyendo así a mejorar la calidad general de las instalaciones del colegio.

Estos avances, que el día viernes 23 de febrero fueron supervisados por el Gerente General de la Fundación don Arturo Merino Núñez, representan sólo una parte del compromiso continuo de la Fundación Arturo Merino Benítez con la calidad educativa y el bienestar de sus estudiantes. Seguiremos trabajando en la remodelación de otros sectores del colegio, con el firme propósito de ofrecer un entorno óptimo que promueva el desarrollo integral de cada uno de nuestros niños, niñas y jóvenes.

Publicaciones Relacionadas